Saturday, October 25, 2014

Hugo, Paco, Luis y tres chicas de rosa (Puerto Rico, 2013)









Se trata de una simpática comedia  romántica  dirigida por el puertorriqueño Edmundo Rodríguez con la actuación de los argentinos Nicolás Pauls, Agustina Lecuona y Ezequiel Stremiz y  los puertorriqueños Sandra Teres, Fernando Terrazo, Camila Monclova, Cristina Sesto y René Monclova.

La trama es simple: Hugo (Pauls) es un profesor de literatura inglesa que, decidido a quitarse la vida, emprende un viaje hasta un faro que está al final de un farallón, desde donde planea tirarse al mar. En el camino encuentra a Hugo (Terrazo), un joven rebelde y algo cínico a quien pide ayuda para cumplir su propósito.  Juntos llegan a un restaurante en medio de la nada, donde los reciben tres camareras muy “especiales”. Forzados a pernoctar  y quedarse en el lugar por una serie de extrañas coincidencias, serán ayudados por Luis (Stremiz), y vivirán experiencias que les cambiarán la vida.

El título mismo ya es indiciario del tono de la película, apoyada por una muy buena banda de sonido (muy buen trabajo de los hermanos Stavropulos), que está mechada con diferentes ritmos que incluyen, además de rock, tango y bolero, lo que le da un sincretismo que se aprecia y disfruta. La fotografía también es ponderable.

El filme tiene dos lecturas según que la veamos como un ejemplo más del cine de Puerto Rico, al que se le achaca su “asepsia” y la ausencia de elementos que rescaten la cultura para imitar la tradición de su  gran vecino y protector, y que consideremos los clichés y las referencias a diversas películas “clásicas” como lugares comunes.

La otra opción sería pensarla como una road movie con la estética de los años ’50, con buenos momentos, que celebra el cine ya que está llena de referencias explícitas e implícitas,  tanto por las escenas que se exhiben en la televisión  de la “La pícara soñadora” (Argentina, 1956), dirigida por Arancibia y protagonizada por Mirtha Legrand y Alfredo Alcón, como por la mención que hace Paco de Norman (Bates), el icónico personaje de esa gran obra que fue Psicosis, de Alfred Hitchcock; la referencia  - que se repite- al “Ultimo tango (en París)” o la escena de Olga (Lecuona)  y Sara (Camila Monclova) que replica esa memorable  del restaurante en la que Meg Ryan finge un orgasmo en “Cuando Harry conoció a Sally”.

Si bien algunas actuaciones son desparejas por momentos (muy buena la actuación de René Monclova como policía, bartender, chofer de taxi y encargado de un motel), y la narración también por momentos pierde consistencia y hace naufragar el surrealismo que plantean las primeras escenas  que crean una atmósfera mágica muy interesante, “Hugo, Paco, Luis y tres chicas de rosa” es una película con la que definitivamente se la pasa bien.

 El filme es una coproducción puertorriqueño/argentina.



No comments:

Post a Comment